Silencio

Empino mi copa ardiente de sin sabores poéticos, distantes versos agridulces que convergen entre la discrepancia de saberme sobria y emprender este camino que yace roto hacia la poesía y el silencio que ha otorgado noches de insomnio por tan largo tiempo.
Perdida entre los tintes naranjas de aquel ocaso que me nombra, contaba con mi mano izquierda los días que he añorado el suspiro enamorado. Ese que se recuesta en el pecho latente del pasado, allí donde extravie el tiempo, donde aún existe mudo el recuerdo y mi mano aún roza su perfil perfectamente dibujado sobre los bordes de mi alma.
Se me escapa susurrante y misterioso entre las ramas que empañan mi cielo como un ave que revuela, el sentimiento profundo que te nombra.
Lleva pintadas sus alas de claros y oscuros, de estrellas y lunas, de intensas madrugadas.
Le espera más allá del cielo un mañana sin venganza, la mirada perdida de mi nostalgia.

@LesMansilla 
#SunsetPoet
Guatemala Agosto 2019

Anuncios

Vuelvo

Una vez dije, no somos árboles… no somos árboles porque no sabemos amanecer frondosos en primavera,
porque el corazón no entiende de estaciones.
Porque llora el tiempo que quiere, calla aquello que quiere gritar y niega lo que intenso siente.

Lo que somos no tiene nombre, somos lo que un instante nos deja. Aquel dolor que no se olvida, aquella voz que hizo latir el alma, aquella pérdida, aquel beso que no llegó.
Y es que somos cuando estamos solos, somos cuando el silencio acapara los suspiros, y apaga las risas.
Con la cara al viento y la brisa llorando en nuestros ojos tristes, ahi somos tan puros.

(Y es que solo el amor infinito sostiene entonces las rodillas endebles y si no existiese ese amor tan inmenso no podría estar de pie … cómo un árbol.
Aunque por dentro tenga una niña que tiembla de miedo.)

No soy fuerte, no hoy.

Esperé el atardecer para ver el sol ocultarse tras los imponentes volcanes y sentirme viva.
No olvido que sigo siendo madre, mujer, amiga, hija.
Que sigo aquí, con los años en mis manos empuñadas, que se corren como agua.

No, hoy no soy fuerte. Hoy mis piernas desisten cansadas, hoy mis brazos han desfallecido.

Ansío tanto el abrazo cálido de un poema que me vuelvo al misterio nocturno que me conoce.
Y esto aquí, recreando mis nostalgias en una página en blanco, acariciando un verso que dice la verdad.

Les Mansilla

De mi libro, “Colibrí”

Con ansias esperaba los ocasos de otoño, 
entonces me sentía libre con el viento.

Y no que la primavera o el invierno
me privaran de atardeceres.

De todos ellos disfrutaba, 
sentada en la azotea.

Colibrí / un proyecto que espero terminar muy pronto… Leslie Mansilla, Guatemala C.A.

Sálvame

Traza lento la silueta de mi rostro triste,
dibuja prolijo la melancolía,
maquilla mis lágrimas,
disimula con un beso
que me has olvidado.

Esboza un abismo en la mirada perdida,
destila el rocío de la madrugada
sobre mis labios agrietados,
áridos.
Salvame con osadía.

Estampa un ósculo sobre mi frente,
firma un adiós que nos dure para siempre,
bebeme intenso,
traza vehemente sobre mi escote,
el deseo que nos mata.

Discurre tu camino sobre mi cuerpo
entre claros y oscuros;
cabalga tu pincel manchado de amaneceres
en las hebras de mi cabello
y susurra en mi oido que soy tu poesía.

Crea sobre mi una obra de arte,
desemboca en mis costas toda tu ternura,
abandona la cobardía del silencio
y dime cuánto me amas,
salvame.

Devora violento este lienzo que me guarda
donde escondes mis suspiros,
no tiembles si dices mi nombre
no tengas piedad del destino
y salvame.

Les Mansilla , Guatemala C.A. 2019
#SunsetPoet
Pintura de Eva Hautton,
imagen tomada de la web.
https://www.artmajeur.com/…/ewa-ha…/artworks/11322593/dancer

Sin título digno

Prolija ante el porvenir de una hoja en blanco,
dispongo la pluma que abraza el latir que provoca
el tema prohibido,
la complicidad de un poema que te echa de menos
y esta lóbrega madrugada.

Apenas la cadencia de una vieja estrofa,
me canta tu amor perdido
y rompen mis cárceles en llanto,
allí donde habitas secreto,
ilícito…

Vuelves de aquel pasado inhospito,
impaciente, procurando el suspiro,
acometido y obstinado en mis versos,
perforandome el alma,
hasta el abismo de mi estimación.

Mira los días que han transitado,
días de inviernos infinitos,
de íntimos vínculos de lealtad.
En donde mis ojos no acuden más
que a tu silueta fantasmal.

Sombra que permanece,
en el mito de tu existencia;
ésta que estremece mi épica vigilia,
que oprime el arrebato de nombrarte,
y esparcir tu nombre como bálsamo en mi memoria .

A tientas, en la densa oscuridad que evoca tu ausencia,
me descubro inquieta,
el deseo discimulado hace temblar
el abismo que aun te ama,
que te anhela.

Mieles humedecen mis labios sedientos de tus besos,
con ternura despierto caricias adormecidas en el tiempo,
resucito el gemir que te invoca en pausas colosales de intenso placer,
palpitante, contumaz te haces palpable,
una vez más, me entrego…

Entrego intensa la esencia pura del amor inmenso,
que no sabe amar de otra manera que amarte a ti,
que no encuentra lugar en el vago universo,
lejos de la voz que tanto y tanto necesité,
para salvarme

En la mesura de lo que aun queda digno,
sobre este amor eterno, que tras los muros escondo
establezco un mástil de franqueza, no negando lo evidente;
hago callar mi congoja, claudico ante el caos existencial que me dejó tu ausencia,
desisto de ti.

Leslie Mansilla
Guatemala, C.A.
#SunsetPoet

Ocaso

Hace tanto tiempo que el suspiro no está en mi pecho,
que la luna se esconde
tras el velo sin un verso.

A veces, mi garganta se cierra,
y mis ojos contienen aquella imagen tuya,
sin vida.

Quedo muda
y no puedo más
decir tu nombre.

Lejos, tan lejos como puedo
ausente de tus sueños,
permanezco en el olvido.

Sin premura,
elijo este lugar
en el ocaso.

Leslie Mansilla
Guatemala, C.A.

Otoño

¿Haz visto un árbol en otoño?…
sus ramas parecen cansadas y se cubre de hermosos ocres
y naranjas tras los rayos del sol.
¿Haz visto como sus hojas son llevadas por el viento?
¿Haz notado que danzan en un vaivén de círculos invisibles 
hasta llegar al suelo?

El sol se esconde siempre tras los valles
y el color pálido y grisáceo de la noche cubre su tez,
los inviernos fríos llegan y los temporales empapan sus raíces,
todo siendo parte del ciclo inevitable y necesario de la vida.

Otras hojas siguen confiadas,
pegadas a sus ramas de infinitas primaveras,
pero siempre… siempre, llegará el otoño
y sin miedo soltaran aquel follaje
sabiendo que serán parte de aquello mismo
que un día les hizo nacer, la naturaleza misma.

Se harán polvo y abonaran la tierra,
otros árboles beberán de ellas su esencia
y entonces habrá valido la pena aquel invierno,
habrá valido la pena aquel temporal,
habrá valido la pena aquel otoño
y morir.

Leslie Mansilla
Guatemala, C.A. 2019

Suspiros

¡Oh, el aroma que asoma por la ventana

a carmín y lirios campestres!

Se viste la mañana de púrpura y gris
allá en el horizonte,
lejos del sol,
de tu mirada.

¡Solitaria mañana de enero!
silencios que sucumben el pasado,
profundos versos que brotan del alma.

(El alma que es poesía, que es viento y es frío;
que es vieja, sin premura, sin miedo).

¡Oh, el aroma fresco de la mañana!
¡Oh, los vientos de enero…!

… guardo el sol en mi ventana,
guardo con él los silencios,
la melancolía.

#SunsetPoet
Les Mansilla
Guatemala,C.A.