Ocaso

Hace tanto tiempo que el suspiro no está en mi pecho,
que la luna se esconde
tras el velo sin un verso.

A veces, mi garganta se cierra,
y mis ojos contienen aquella imagen tuya,
sin vida.

Quedo muda
y no puedo más
decir tu nombre.

Lejos, tan lejos como puedo
ausente de tus sueños,
permanezco en el olvido.

Sin premura,
elijo este lugar
en el ocaso.

Leslie Mansilla
Guatemala, C.A.

Anuncios

Otoño

¿Haz visto un árbol en otoño?…
sus ramas parecen cansadas y se cubre de hermosos ocres
y naranjas tras los rayos del sol.
¿Haz visto como sus hojas son llevadas por el viento?
¿Haz notado que danzan en un vaivén de círculos invisibles 
hasta llegar al suelo?

El sol se esconde siempre tras los valles
y el color pálido y grisáceo de la noche cubre su tez,
los inviernos fríos llegan y los temporales empapan sus raíces,
todo siendo parte del ciclo inevitable y necesario de la vida.

Otras hojas siguen confiadas,
pegadas a sus ramas de infinitas primaveras,
pero siempre… siempre, llegará el otoño
y sin miedo soltaran aquel follaje
sabiendo que serán parte de aquello mismo
que un día les hizo nacer, la naturaleza misma.

Se harán polvo y abonaran la tierra,
otros árboles beberán de ellas su esencia
y entonces habrá valido la pena aquel invierno,
habrá valido la pena aquel temporal,
habrá valido la pena aquel otoño
y morir.

Leslie Mansilla
Guatemala, C.A. 2019