Vuelves en esta caminata nocturna de pasos lentos, mientras cuento los faroles de las solitarias y nubosas calles.
Con el eco a mis espaldas de mis ruidosos tacones gastados.
El silbo apasible de la soledad, en compañía del viento da giros envolventes sobre mis hombros enredando mis cabellos.
Como un dejavu permaneces cada vez que se aproxima el invierno.

(El frío y desolador invierno…)

Sin afán, ni premura me diluyo con el tiempo.
El silencio que amordaza las palabras exigentes de un poema, de un verso, de una historia que libere el sentimiento tan profundo, que impregnado en mis entrañas carcome hasta los huesos.
El temblor y estremecer que provoca tan solo…, pronunciar las primeras sílabas que te esconden, atrapado entre mis labios, reclamando los besos que no puedo darte.

Vagando como espectro…
vuelves en segunda persona a ser misterio.
A ser poema entre mis dedos, insomnios y penumbras en la madrugada; susurros que mientras dejo caer mis párpados burlan el sueño.
Caricias invisibles que estremecen, que advierten el tímido deseo.
Dulzura que se esconde, en la comisura de mis labios dibujando la sonrisa que delata que te pienso.

©Leslie Mansilla
Guatemala, C.A. 2018
#SunsetPoet

Anuncios

Un comentario en “Vuelves

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s