Tiramos los dados a suerte,
nos ganó el dolor,
con la cobardía de frente
bajamos las copas
y en nuestros ojos
el miedo ardiente,
quemando nuestras miradas,
arrancó lo que quedaba
de los dos.

No dudaste en escupir tu odio,
calcinando mis entrañas
que te amaron con la vida.

Con el alma entre los dedos,
desafiando la verdad al abismo,
lanzamos nuestro sueño
de abrazarnos para siempre,
dejamos en pedazos el amor.

Trizas de verguenza
fueron los días sin tenernos,
solos,
callados,
buscando la muerte
ansiando no extrañarnos,
volvimos una y otra vez al mismo lugar,
a la canción triste,
a la madrugada,
al gemir que en un orgasmo llora…

Las horas infinitas, infinitas…
Las notas de un violín que no calla,
embriaga cada noche nuestra ausencia,
rehusandose al olvido
que me arrastra al vacío que dejaste aquí,
aquí en mi pecho.

Debiste dejarme, debiste no tenerme…
debí abandonar tu fantasma,
asesinar nuestros días
ocultarte de mis versos,
estos versos necios, que alimentan
el abismo de no tenerte,
de no ser más, la luz que buscan tus ojos,
la sed de tus labios.

Cruel y despiadado destino,
que un día nos puso frente a frente.
hasta perdernos.

Leslie Mansilla
Guatemala,C.A.

Anuncios

2 comentarios en “Nos Perdimos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s